ΑΝΑΚΟΙΝΩΣΕΙΣ:   
Επιστροφή στα Νέα

El clásico : Barça 2-1 Real Madrid

El Barça vence y castiga las probaturas de Ancelotti en e

l clásico


  • El italiano experimentó con Bale de nueve y Sergio Ramos de centrocampista
  • Los goles de Neymar y Alexis mantienen al Barça líder de la Liga

El FC Barcelona ha cortado la racha de buenos resultados que venía cosechando el Real Madrid en el Camp Nou con una victoria ajustada en el gran clásico del fútbol español. Los goles de Neymar en la primera parte y de Alexis en la segunda han castigado losexperimentos de Carlo Ancelotti, que sorprendió a todos con su alineación titular. [Así te hemos narrado el clásico FC Barcelona 2-1 Real Madrid]

Hubo un tiempo en el que Mourinho era el entrenador del Real Madrid y siempre que se enfrentaba al FC Barcelona experimentaba con su alineación, se mostraba condicionado claramente por el rival. Fue cuando vimos a Altintop o Coentrao de laterales por la derecha, a Pepe jugando de centrocampista defensivo, etc. 

Es curioso que hasta que el portugués no dejó las probaturas a un lado no consiguió imponer la supremacía blanca en los clásicos que finalmente alcanzó. De sus últimos choques nació la frase en la grada blanca que rezaba: "Mou, tu dedo nos señala el camino".

Pues bien, Carlo Ancelotti, que ha llegado a Chamartín con la bandera del buen juego por delante, ha querido seguir ese camino. Pero no del todo bien. 

El italiano resolvió las incógnitas alineando de inicio aBale en la punta de ataque en detrimento de Benzema y Morata —descartado a última hora— aunque no sea el jugador que maravillaba en la Premier y sentó a Illarramendi para colocar en su posición a Sergio Ramos.

Este planteamiento italiano (no hay que olvidar de donde viene Ancelotti) volvía a demostrar que el Real Madrid está condicionado por el Barça en sus enfrentamientos. 

La idea de Carletto es ahogar el ataque culé con Ramos en el centro pero todas sus opciones se fundamentaban por lógica en una cosa: saber lo que hacer cuando se tiene el balón. Y eso no lo ha demostrado el Real Madrid. Una certeza del error fue el cambio de Illarramendi por Sergio Ramos en el minuto 55 y de Benzema por Bale en el 60' (al cambio del de Camas ayudó la tarjeta amarilla que se ganó por hacer dos faltas consecutivas a Neymar en el primer cuarto de hora). 

El respeto entre ambos equipos fue el causante de que se viera una primera parte demasiado pobre para un clásico. Los pases se medían y se negociaban a rajatabla para no perder la pelota y tan solo un destello de los dos mejores jugadores del partido, Iniesta y Neymar, cambió el signo con el gol.

El manchego rompió la línea de contención blanca cuando el reloj marcaba el minuto 19 y cedió a la izquierda para que el brasileño entrar en el olimpo marcando en su debut en estas lides. 

Poco más se pudo destacar de esa primera mitad salvo el mano a mano de Messi dos minutos después del gol, su remate cruzado se fue fuera, y una posible mano de Adriano que Khedira protestó como penalti.

Illarramendi activa al Real Madrid

Tras el descanso y con los remiendos de Ancelotti hechos en forma de sustituciones, el partido cambió. La entrada de 'Illarra' aportó ideas y el Madrid por fin jugaba a algocuando tenía la posesión. A esto además ayudó que el Barça retrocedió un paso atrás. 

El partido fue por fin un clásico y las ocasiones aparecieron en ambas porterías. La primera fue para Neymar que tuvo la opción echar abajo el Camp Nou en el 53’ pero su remate dentro del área sin oposición lo blocó Diego López. 

La réplica la puso Cristiano Ronaldo en el otro lado después de que Iniesta perdiera el balón en la salida —su único fallo del partido— dos minutos después. El portugués soltó el latigazo con su pierna zurda y Valdés tuvo que ir abajo para despejar a córner y evitar el empate.

No podía faltar la polémica y se encargó de rescatarla Undiano Mallenco cuando no vio penalti en un contacto entre Mascherano y Cristiano en el minuto 70. El portugués se fue al suleo y clamó al cielo cuando el colegiado y su asistente le mandaron levantarse. 

La jugada ha sido la clave del partido para los jugadores blancos ya que de la posible igualada se pasó al segundo gol de los locales, obra maestra de Alexis en el minuto 78 (entremedias Benzema estrelló el esférico en el larguero).

El chileno había entrado en el campo minutos antes en lugar de Cesc y ante el metro y medio que le concedió Varane, se sacó de la chistera una vaselina prodigiosa para batir a Diego López desde casi veinte metros.

A partir de ahí al Real Madrid solo le quedaba ya la heroica en los poco más de diez minutos que restaban para el final. El Barça por su parte buscaba llevar el balón al córner y mantener con uñas y dientes el resultado. 

La tuvo Khedira en el 85 pero su tiro fue demasiado blando para batir a un portero como Valdés. El que sí consiguió batir al cancerbero culé fue Jesé en la única que tuvo.

Ya era demasiado tarde (minuto uno del descuento), el Camp Nou celebraba la victoria con ímpetu ya que volvía a imponerse al eterno rival, le alejaba a cinco puntos y se aseguraba además el liderato.