ΑΝΑΚΟΙΝΩΣΕΙΣ:   
Επιστροφή στα Νέα

Nadal gana Roland Garros

Una década grande

Nadal ha ganado al menos uno de los cuatro títulos más importantes cada año desde su triunfo en París en 2005

Ante la bandera de España y frente a una grada repleta, Rafael Nadal levanta los brazos para celebrar que ya tiene 14 títulos del Grand Slam. El español, de 28 años, lleva una década ganando al menos uno de los grandes títulos por temporada. Nadie había conseguido eso. Es una demostración de longevidad competitiva que no ha firmado ni el mismísimo Roger Federer, y que tiene en el número uno a un protagonista impensable: este tenista que no ha faltado a la cita con la gloria durante un decenio sí que se ha perdido en el camino la disputa de seis trofeos de la máxima categoría porque ha sufrido al menos dos lesiones serias. La última, en la rodilla izquierda, le tuvo siete meses apartado de las pistas, de junio de 2012 a febrero de 2013.

Del Roland Garros de 2005 al de 2014, su primer y último gran trofeo, el mallorquín se aplicó en la labor de ir conquistando poco a poco todas las superficies y llegó a 20 finales grandes, dato en el que solo le supera Federer (24). “En 2006”, explicó Toni Nadal, su tío y técnico, “ya fuimos a Wimbledon con la idea de empezar a ser válidos en otras superficies que no fueran la tierra batida”. Desde entonces, el número uno mundial ha conquistado dos Wimbledon (hierba), dos Abiertos de EEUU (cemento) y un Abierto de Australia (cemento) lejos de la arcilla parisina.

El balear ha jugado 20 finales grandes, cifra que solo supera Federer: 24

“Es una bestia”, resumió Pete Pistol Sampras, ganador de 14 grandes, antes de que igualara su marca. “Es el paquete completo”, dijo luego en los micrófonos de la BBC. “Le vi jugar por primera vez en directo contra Federer. Su movilidad es increíble. Es capaz de ajustar sus tiros en carrera. Nunca vi algo igual”.

Así, París es como el pistoletazo de salida para un sprint que marcará quién es el tenista más grande de todos los tiempos. En el debate hay tres figuras. Una, Rod Laver, sumó 11 grandes, pero durante cinco años no pudo jugarlos por haberse pasado al profesionalismo, y antes y después de su exilio fue capaz de ganarlos todos en el mismo año, lo que indica que podría haber sumado bastantes más. Otra, Roger Federer, tiene 17 títulos de la categoría, pero pierde el cara a cara con Nadal por 23-10 y completó el Grand Slam en Roland Garros 2009 sin cruzarse con el mallorquín, que le ha tumbado cinco veces en el templo de la arcilla. La última es la del español. Tiene 28 años. Cuatro cosas marcarán su futuro, y la posibilidad de que reclame para sí el título de mejor tenista de todos los tiempos: el implacable Novak Djokovic, que ya le ha ganado en tres finales grandes, sus rodillas, su espalda y su hambre.